Obligatorio: Descubre lo que debes llevar en tu coche para evitar multas y garantizar tu seguridad

Al conducir un vehículo, es importante que estemos preparados para cualquier situación que pueda surgir en el camino. Además del seguro y la documentación obligatoria, existen una serie de elementos que debemos llevar en nuestro coche tanto por ley como por seguridad. Estos elementos son fundamentales para evitar multas y garantizar nuestra tranquilidad al volante.

En este artículo te mostraremos los objetos que debes llevar siempre en tu coche, ya sea si vas de viaje o simplemente en tu rutina diaria. Además, te explicaremos por qué es importante contar con estos elementos y cómo pueden ser de utilidad en caso de emergencia. No te pierdas esta información esencial para cualquier conductor responsable.

Cuáles son los elementos obligatorios que debo llevar en mi coche según la ley

El mantener un coche seguro y en buen estado es fundamental para evitar problemas al momento de circular por las vías. Además de los elementos básicos como los frenos, luces y neumáticos en óptimas condiciones, existen una serie de elementos obligatorios que debemos llevar en nuestro vehículo. Estos elementos no solo nos permiten cumplir con la normativa legal, también contribuyen a garantizar nuestra seguridad y la de los demás conductores.

1. Triángulos de señalización de peligro

Los triángulos de señalización deben ser llevados siempre en nuestro coche. Estos elementos son fundamentales para advertir a otros conductores de una situación de peligro o emergencia. En caso de avería o accidente, debemos colocar los triángulos a una distancia mínima de 50 metros del lugar donde se encuentra el vehículo, así como uno más cerca de éste para resguardar el área afectada.

2. Chaleco reflectante

Otro elemento obligatorio es el chaleco reflectante. Este debe ser utilizado siempre que sea necesario bajarse del vehículo en la vía pública, ya sea por una avería, accidente o cualquier otra circunstancia. Se recomienda llevar al menos un chaleco, aunque es mejor contar con varios en caso de llevar acompañantes.

3. Rueda de repuesto, kit de reparación o neumático runflat

Para evitar contratiempos en caso de un pinchazo, debemos llevar en nuestro coche una rueda de repuesto, un kit de reparación o neumáticos runflat. La elección va a depender del tipo de neumáticos que tengamos en nuestro vehículo. En caso de contar con neumáticos runflat, no será necesario llevar una rueda de repuesto, ya que estos están diseñados para poder seguir circulando aunque sufran un pinchazo.

4. Gato y herramientas para cambiar la rueda

Si llevamos una rueda de repuesto en nuestro coche, es fundamental contar con un gato y las herramientas necesarias para cambiarla. Además del gato, también deberemos tener una palanca o llave para aflojar las tuercas y un destornillador si es necesario.

5. Extintor de incendios

Aunque no es obligatorio en todos los países, es muy recomendable llevar un extintor de incendios en nuestro coche. Este elemento puede ser de gran utilidad en caso de un incendio repentino o para ayudar a sofocar pequeños fuegos antes de que se propaguen. Es importante verificar el estado y la fecha de caducidad del extintor regularmente, para asegurarnos de que esté en buenas condiciones y listo para ser utilizado en caso de emergencia.

6. Documentación del vehículo

Por último, pero no menos importante, siempre debemos llevar la documentación del vehículo en regla. Esta incluye la licencia de conducir, el seguro obligatorio, el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica. Estos documentos deben estar vigentes y disponibles en caso de ser requeridos por las autoridades de tráfico. Es recomendable llevar una copia física y una copia digital en el teléfono móvil para mayor seguridad.

Llevar los elementos obligatorios en nuestro coche no solo nos permitirá cumplir con la normativa legal, sino que también contribuirá a garantizar nuestra seguridad y la de los demás conductores. Es importante realizar revisiones periódicas para asegurar que todos estos elementos estén presentes y en buen estado. No olvides que siempre es mejor prevenir que lamentar, así que asegúrate de tener todo lo necesario antes de salir a la carretera.

Qué documentos debo tener siempre a mano en mi vehículo para evitar multas

Para evitar multas y garantizar tu seguridad al volante, es fundamental tener siempre a mano los documentos necesarios mientras conduces tu vehículo. No solo es obligatorio portarlos, sino que también son requeridos para demostrar la legalidad y propiedad del automóvil. A continuación, te mostraremos una lista de los documentos esenciales que debes llevar en tu coche en todo momento:

1. Licencia de conducir

La licencia de conducir es el primer documento que debes tener contigo siempre que te encuentres al volante. Este documento acredita que estás autorizado(a) para manejar un vehículo y cumplir con las leyes de tránsito. Además, asegúrate de que tu licencia esté vigente y actualizada para evitar sanciones.

2. Tarjeta de identificación oficial

Además de la licencia de conducir, es importante llevar contigo una tarjeta de identificación oficial, como tu DNI o pasaporte. Este documento te ayudará a confirmar tu identidad en caso de ser requerido por las autoridades de tránsito o en situaciones de emergencia.

3. Documento único de circulación (DUC)

El Documento Único de Circulación (DUC), también conocido como tarjeta de circulación, es un documento expedido por las autoridades de tránsito que certifica la matrícula y registro del vehículo. Este documento es necesario para comprobar la legalidad del automóvil y debe estar siempre actualizado y en buen estado.

4. Seguro de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil es obligatorio en muchos países y garantiza la cobertura económica en caso de daños a terceros. Es importante llevar contigo el comprobante del seguro vigente para demostrar que cumples con esta obligación legal. Recuerda consultar las leyes locales para conocer los requisitos específicos de tu país o región.

5. Permiso de circulación y revisión técnica

Dependiendo del país o región en la que te encuentres, es posible que también necesites llevar el permiso de circulación y el comprobante de la última revisión técnica realizada al vehículo. Estos documentos son esenciales para demostrar que tu automóvil cumple con los estándares de seguridad y que está autorizado para circular por las vías públicas.

6. Números de emergencia

Además de los documentos mencionados anteriormente, es recomendable tener a mano una lista con los números de emergencia relevantes, como el número de contacto de asistencia en carretera, el número de la policía local y los servicios de emergencia médica. En caso de ser necesario, podrás acceder rápidamente a estos números para solicitar ayuda en situaciones de emergencia.

Recuerda que llevar contigo estos documentos es esencial para evitar multas y garantizar no solo tu seguridad, sino también la de los demás conductores y peatones. Verifica periódicamente que todos los documentos estén vigentes y en buen estado, y asegúrate de colocarlos en un lugar seguro dentro de tu vehículo, de fácil acceso para ti y los agentes de tránsito.

Cuál es el equipo de seguridad básico que debo tener en mi coche

En este apartado, te mencionaré todo el equipo de seguridad básico que debes tener en tu coche para evitar multas y garantizar tu seguridad en situaciones de emergencia. Recuerda que llevar estos elementos es obligatorio y puede incluso salvar vidas en caso de accidentes o averías en la vía.

1. Triángulos de señalización

Los triángulos de señalización son indispensables para alertar a otros conductores cuando te encuentres detenido en la vía. Debes contar con al menos dos de ellos y colocarlos a una distancia prudencial detrás de tu vehículo, garantizando así que los demás conductores puedan percibirlo fácilmente y tomar las precauciones necesarias.

2. Chaleco reflectante

El chaleco reflectante es una prenda esencial en caso de fallos mecánicos o accidentes. Este debe ser utilizado por el conductor y todos los ocupantes del vehículo durante la realización de cualquier actividad en la vía, como por ejemplo cambiar un neumático o solicitar ayuda. Asegúrate de tener al menos uno para cada pasajero y de guardarlos en un lugar accesible, como el maletero o el compartimento de la puerta.

3. Extintor de incendios

Contar con un extintor de incendios en tu coche es fundamental para hacer frente a cualquier situación de fuego repentino. Asegúrate de que esté en buen estado y que su carga sea suficiente. Además, es importante conocer su manejo y estar familiarizado con las instrucciones proporcionadas por el fabricante. Recuerda que algunos países tienen reglamentaciones específicas sobre el tipo y tamaño de extintor que debes llevar.

4. Botiquín de primeros auxilios

Un botiquín de primeros auxilios es una herramienta útil para brindar atención básica en caso de accidentes leves. Asegúrate de que tu botiquín contenga artículos como vendas, gasas, alcohol, tijeras y guantes desechables. Recuerda revisar periódicamente su contenido y reponer los elementos vencidos o agotados para garantizar su eficacia.

5. Llanta de repuesto y kit de herramientas

Es fundamental contar con una llanta de repuesto en buen estado y un kit de herramientas básico para cambiarla. Asegúrate de tener las herramientas necesarias, como una llave de ruedas, gato hidráulico y destornilladores, para poder realizar el cambio de manera segura y eficiente. Además, te recomendamos practicar previamente la forma correcta de cambiar una llanta para evitar contratiempos innecesarios en momentos de emergencia.

Recuerda que además de estos elementos básicos, existen otros accesorios y dispositivos opcionales que también pueden mejorar la seguridad y comodidad durante tus trayectos. Es importante estar informado y cumplir con las regulaciones vigentes en tu país. No olvides que la prevención y el mantenimiento adecuado de tu vehículo son clave para minimizar los riesgos en la carretera.

¿Es obligatorio llevar un botiquín de primeros auxilios en el coche?

La respuesta corta es no, no es obligatorio llevar un botiquín de primeros auxilios en el coche. Sin embargo, es altamente recomendable tener uno a mano en caso de emergencias. Un botiquín bien equipado puede marcar la diferencia entre una lesión leve y una situación potencialmente peligrosa.

Aunque las regulaciones de tránsito no exigen específicamente un botiquín de primeros auxilios, algunas normas legales sí requieren que los conductores estén preparados para enfrentar eventualidades. Por ejemplo, si tienes un accidente y no tienes un botiquín en tu coche, podrías ser multado por no tomar precauciones adecuadas.

Además de protegerte a ti mismo, tener un botiquín en tu coche también te permite ayudar a otros en caso de accidentes o lesiones repentinas. Puedes ser el primero en llegar a la escena de un accidente y contar con un botiquín adecuado puede hacer la diferencia mientras llegan los servicios médicos profesionales.

Entonces, ¿qué deberías incluir en tu botiquín de primeros auxilios? Aquí hay una lista básica de elementos que debes considerar:

  • Vendas de diferentes tamaños
  • Gasas estériles
  • Tijeras
  • Esparadrapo adhesivo
  • Guantes desechables
  • Antiséptico
  • Analgésicos
  • Vendajes elásticos
  • Bolsas de frío/calor instantáneas
  • Pinzas
  • Parches o vendas adhesivas

Recuerda que mantener tu botiquín de primeros auxilios actualizado es fundamental. Verifica regularmente las fechas de caducidad de los productos y reemplaza cualquier elemento vencido. Además, es importante que todos los miembros del hogar estén familiarizados con el contenido del botiquín y sepan cómo utilizar cada elemento correctamente.

Demasiado a menudo, subestimamos la importancia de tener un botiquín de primeros auxilios en nuestro vehículo hasta que lo necesitamos realmente. No esperes a tener una emergencia para darte cuenta de su importancia. Invierte en un botiquín completo y de calidad para garantizar tu seguridad y la de tus seres queridos mientras estén en la carretera.

Cuál es el neumático de repuesto adecuado que debo llevar en mi vehículo

El neumático de repuesto es un elemento fundamental que todo conductor debe llevar en su vehículo para garantizar la seguridad en caso de pinchazos o averías. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no cualquier neumático cumple con los requisitos adecuados para ser considerado como un neumático de repuesto apto.

En primer lugar, debes asegurarte de que el neumático de repuesto sea del mismo tamaño y características que los neumáticos principales. Esto significa que debe tener el mismo diámetro, ancho y ratio de perfil. De esta manera, podrás mantener la estabilidad y el correcto funcionamiento del vehículo en caso de necesitar cambiar alguno de los neumáticos.

Otro aspecto importante a considerar es el estado y la edad del neumático de repuesto. Aunque pueda parecer poco probable que se utilice, debe estar en buen estado y conservar una profundidad de dibujo adecuada. Además, es recomendable que tenga una antigüedad similar a la de los neumáticos principales, ya que los neumáticos deteriorados o desgastados pueden comprometer la seguridad y el rendimiento del vehículo.

Es esencial llevar siempre herramientas adecuadas para el cambio de neumáticos, como una llave de cruz, un gato hidráulico y una linterna. Estas herramientas te permitirán realizar el cambio de manera segura y eficiente, evitando accidentes y lesiones. Además, es conveniente contar con un chaleco reflectante y señales de emergencia, para incrementar tu visibilidad y advertir a los demás conductores sobre el percance.

Recuerda que llevar un neumático de repuesto en tu vehículo no solo es obligatorio, sino que también te brinda la tranquilidad y seguridad necesaria para afrontar imprevistos en la carretera. Realiza revisiones periódicas del estado y características de tu neumático de repuesto, y asegúrate de contar con las herramientas necesarias para cambiarlo en caso de ser necesario.

Qué tipo de chaleco reflectante debo tener y dónde debo guardarlo en el coche

El chaleco reflectante es un elemento imprescindible para llevar en tu coche, ya que te brinda seguridad y visibilidad en caso de que tengas que bajarte del vehículo en alguna situación de emergencia o avería. Pero no todos los chalecos son iguales, es importante saber qué tipo de chaleco debes tener y dónde debes guardarlo en el coche.

Tipo de chaleco

La normativa establece que el chaleco debe cumplir con la norma EN ISO 20471, lo que garantiza su eficacia como elemento reflectante. Este tipo de chalecos están fabricados con materiales fluorescentes y cuentan con bandas retroreflectantes que reflejan la luz, aumentando así tu visibilidad tanto de día como de noche.

Además, existen dos categorías de chalecos reflectantes: los de clase 1, que son adecuados para situaciones de baja velocidad, y los de clase 2, que son recomendados para circulación en carreteras y vías urbanas donde la velocidad es mayor. Es importante tener en cuenta estas diferencias al elegir tu chaleco reflectante.

Guardado en el coche

Ahora que sabes qué tipo de chaleco reflectante debes tener, es fundamental que sepas dónde debes guardarlo en tu coche para tenerlo siempre a mano en caso de necesitarlo.

Lo ideal es llevar el chaleco en un lugar de fácil acceso, como en la guantera, debajo del asiento del conductor o en una bolsa específica dentro del maletero. Debes evitar guardarlo en el maletero junto a otras pertenencias, ya que en caso de una emergencia puede ser difícil acceder rápidamente a él.

Recuerda que el chaleco debe estar en perfecto estado y sin obstrucciones, para garantizar su correcto funcionamiento cuando lo necesites. Revisa periódicamente el estado del chaleco, especialmente las bandas reflectantes, y reemplázalo si presenta desperfectos o desgaste.

Llevar un chaleco reflectante en tu coche es obligatorio y fundamental para garantizar tu seguridad y visibilidad en situaciones de emergencia. Elige un chaleco que cumpla con la normativa y tenga la categoría adecuada para el tipo de vías por las que circulas. Guarda el chaleco en un lugar de fácil acceso en tu coche y manténlo en buen estado. Recuerda, tu seguridad y la de los demás depende de pequeños detalles como este.

Es necesario llevar una linterna en el coche

Al momento de conducir, siempre es importante estar preparado para cualquier situación inesperada que pueda surgir en el camino. Uno de los elementos obligatorios que debes llevar en tu coche es una linterna.

La linterna se convierte en un artículo imprescindible en casos de emergencia o cuando se debe hacer alguna reparación en el vehículo durante la noche. Además, puede resultar de gran utilidad en situaciones de mal tiempo, donde la visibilidad puede verse disminuida.

Cuando hablamos de llevar una linterna en el coche, no nos referimos a una simple aplicación en nuestro teléfono móvil. Es recomendable disponer de una linterna física, preferiblemente una con tecnología LED, ya que ofrecen una mayor luminosidad y durabilidad en comparación con las tradicionales.

Además, es importante asegurarse de que la linterna esté en buen estado y contar con baterías de repuesto. De esta manera, en caso de que se presenten situaciones de emergencia, como un fallo repentino en el sistema eléctrico del coche, podrás contar con iluminación adecuada para inspeccionar el vehículo y tomar las medidas necesarias.

Otra ventaja de llevar una linterna en el coche es la posibilidad de utilizarla como señalización. En caso de que te encuentres accidentado en una carretera, puedes utilizar la linterna para indicar tu posición a otros conductores y así evitar posibles choques o accidentes adicionales.

Recuerda que llevar una linterna en el coche no solo te ayudará a evitar multas, sino que también garantizará tu seguridad y la de tus acompañantes. No escatimes en este pequeño pero fundamental elemento, ya que en momentos de necesidad, su presencia marcará la diferencia.

Cuál es la normativa sobre los triángulos de emergencia y dónde debo colocarlos en caso de avería

La normativa vial establece que todos los conductores deben llevar en su coche un juego de triángulos de emergencia. Estos triángulos son elementos indispensables para señalizar una avería o accidente en la vía, garantizando así la seguridad tanto del conductor como de los demás usuarios de la carretera.

En caso de sufrir una avería en el vehículo, es fundamental conocer dónde y cómo colocar los triángulos de emergencia de manera correcta. La posición adecuada de estos dispositivos ayudará a advertir a los demás conductores de la incidencia y evitar posibles accidentes.

El primer paso a seguir es asegurarse de ponerse a salvo, fuera de la vía y siempre utilizando el chaleco reflectante reglamentario. Este chaleco debe ser colocado antes de bajar del vehículo y es obligatorio en casos de emergencia, ya que incrementa significativamente nuestra visibilidad ante el resto de conductores.

Una vez colocados correctamente el chaleco y estando fuera de la vía, procederemos a colocar los triángulos de emergencia. Es importante recordar que esta tarea debe realizarse con precaución, para evitar cualquier tipo de accidente o riesgo innecesario.

¿Dónde debo colocar los triángulos de emergencia?

De acuerdo a la normativa vial, los triángulos deben ser colocados en la vía, siempre y cuando sea seguro hacerlo. Si nos encontramos en una autovía o autopista, deberemos situar el primer triángulo a una distancia mínima de 50 metros desde nuestro vehículo, en sentido contrario al tráfico. El segundo triángulo deberá ubicarse a una distancia de 50 metros desde el primer triángulo, pero en sentido del tráfico.

En caso de encontrarnos en una carretera convencional o urbana, colocaremos el primer triángulo a una distancia mínima de 50 metros desde nuestro coche, también en sentido contrario al tráfico. El segundo triángulo debe situarse 50 metros más adelante del primero, igualmente en dirección contraria al flujo de vehículos. Y, finalmente, el tercer triángulo se coloca a una distancia de 50 metros respecto al segundo, en la misma dirección y sentido del tráfico.

Es importante destacar que los triángulos de emergencia deben ser visibles desde una distancia suficiente, por lo que se recomienda activar las luces de emergencia del vehículo y utilizar elementos reflectantes adicionales si es necesario, para aumentar su visibilidad tanto de día como de noche.

Recuerda que el incumplimiento de esta normativa puede conllevar sanciones económicas y, sobre todo, poner en riesgo tu seguridad y la de los demás. Por ello, es fundamental llevar siempre un juego de triángulos de emergencia en tu vehículo y conocer cómo colocarlos correctamente en caso de avería.

Debo llevar extintor en mi vehículo y qué tipo de extintor es el adecuado

Según la legislación vigente, es obligatorio llevar un extintor en tu vehículo. Esto se debe a que el extintor puede ser una herramienta crucial para apagar un incendio en caso de emergencia. Sin embargo, es importante destacar que no cualquier tipo de extintor sirve, debes asegurarte de contar con el adecuado.

El extintor adecuado para llevar en tu coche debe ser del tipo ABC. Este tipo de extintor está diseñado para encarar diferentes tipos de fuego, incluyendo incendios causados por materiales sólidos, líquidos y gases inflamables. La designación "ABC" hace referencia a los tres tipos de fuego que este extintor puede extinguir: A, B y C.

Los fuegos de tipo A incluyen aquellos causados por materiales sólidos como madera, papel, tela, plástico, entre otros. Los fuegos de tipo B se refieren a los incendios provocados por líquidos inflamables como combustible, aceite, gasolina, pintura, entre otros. Por último, los fuegos de tipo C hacen referencia a aquellos generados por dispositivos eléctricos o instalaciones eléctricas.

Es importante mencionar que llevar un extintor en tu coche no solo te ayudará a cumplir con la legislación vigente y evitar multas, sino que también garantizará tu seguridad y la de tus pasajeros en caso de un incendio repentino. Por lo tanto, es imprescindible que verifiques que tu extintor tenga la certificación correspondiente y esté en buen estado de funcionamiento. Un extintor caducado o dañado puede resultar ineficaz en un momento crítico.

Recuerda, en caso de necesitar utilizar el extintor, es fundamental conocer su correcto manejo. La forma de usarlo varía levemente dependiendo del fabricante, por lo que se recomienda leer detenidamente las instrucciones proporcionadas por el fabricante y recibir capacitación en caso de ser necesario.

¿Dónde debería llevar el extintor en mi coche?

Una vez que has adquirido el extintor adecuado, surge la pregunta de dónde debes colocarlo dentro de tu vehículo. La ubicación ideal para el extintor es en un lugar accesible y seguro, donde no dificulte la conducción ni tampoco represente un riesgo para los ocupantes en caso de una colisión.

Algunas de las opciones comunes para colocar el extintor son:

  • Bajo el asiento del conductor o del pasajero
  • En el espacio del maletero
  • En un soporte fijo en el interior del vehículo, como en la parte trasera del asiento del conductor o del pasajero

Es importante asegurarse de que el extintor esté sujeto de manera segura en su ubicación elegida para evitar que se mueva durante la conducción y cause lesiones en caso de un accidente.

Llevar un extintor del tipo ABC en tu vehículo es obligatorio y es crucial para garantizar tu seguridad y la de tus pasajeros en caso de un incendio repentino. No olvides verificar que el extintor tenga la certificación correspondiente y esté en buen estado de funcionamiento. Además, elige una ubicación adecuada y segura dentro del vehículo para colocar el extintor y asegúralo correctamente.

Existen otros elementos opcionales pero recomendables que debería llevar en mi coche

Además de los elementos obligatorios mencionados anteriormente, también existen otros elementos opcionales pero altamente recomendables que deberías llevar en tu coche. Estos accesorios adicionales pueden marcar la diferencia en situaciones de emergencia y ayudarte a garantizar tu seguridad en todo momento.

1. Kit de herramientas

No hay peor sensación que quedarse varado en medio de la carretera sin poder solucionar el problema. Un kit de herramientas básico puede ser tu mejor aliado en estas situaciones. Incluye destornilladores, llaves, alicates y otros utensilios esenciales para realizar reparaciones menores en tu vehículo.

2. Botiquín de primeros auxilios

Los accidentes de tráfico pueden suceder en cualquier momento y es importante estar preparado para cualquier eventualidad. Un botiquín de primeros auxilios bien equipado puede ayudarte a tratar heridas leves mientras esperas la asistencia médica adecuada. Asegúrate de incluir vendajes, gasas estériles, desinfectantes, analgésicos y cualquier otro elemento necesario para brindar atención básica.

3. Chaleco reflectante

En caso de avería o accidente, es fundamental hacerte visible para evitar ser atropellado por otros vehículos. Un chaleco reflectante te permitirá ser visto fácilmente por conductores cercanos y reducirá el riesgo de sufrir lesiones graves. Guarda un chaleco reflectante en tu coche y úsalo siempre que necesites bajarte del vehículo en la vía pública.

4. Triángulos de señalización

Los triángulos de señalización son obligatorios en muchos países y es crucial llevarlos contigo en caso de avería o accidente. Estos dispositivos de advertencia te ayudarán a alertar a otros conductores sobre tu presencia y garantizarán la seguridad de todos los involucrados en la situación. Coloca los triángulos de manera estratégica para que sean visibles a una distancia segura.

5. Cables de arranque

Si alguna vez te encuentras con una batería descargada, unos cables de arranque pueden ser la solución temporal que necesitas para poner en marcha tu coche. Asegúrate de familiarizarte con su uso adecuado y lleva siempre unos cables de calidad en tu automóvil. Pueden ahorrarte tiempo y dinero al evitar tener que llamar a un servicio de asistencia en carretera.

6. Linterna portátil

Una linterna portátil puede ser de gran utilidad en situaciones de emergencia, especialmente durante la noche. Si necesitas revisar el motor, cambiar una rueda o realizar cualquier otra labor en la oscuridad, contar con una fuente de luz confiable marcará la diferencia. Opta por una linterna resistente y duradera, y asegúrate de llevar pilas de repuesto.

7. Manta térmica

En regiones frías o durante meses de invierno, una manta térmica puede ser un elemento vital en caso de quedar atrapado en la carretera debido a condiciones climáticas adversas o averías. Estas mantas están diseñadas para retener el calor corporal y pueden mantenerte abrigado hasta que llegue la ayuda. Guárdala en tu coche junto a los demás elementos de seguridad.

Recuerda que, aunque estos elementos no sean estrictamente obligatorios, llevarlos contigo puede marcar la diferencia en situaciones de emergencia. Invierte en tu seguridad y tranquilidad al tener siempre a mano estos accesorios opcionales pero altamente recomendables en tu coche.

Debes llevar siempre contigo el carné de conducir, la tarjeta de inspección técnica (ITV) y el seguro del vehículo.

El kit de emergencia es obligatorio en España. Debes llevarlo si tu coche tiene más de 4 ruedas o si es una motocicleta de más de 125cc.

La multa por no llevar los triángulos de emergencia es de 200 euros. Además, es una falta grave que puede suponer la retirada de 3 puntos del permiso de conducir.

Sí, es obligatorio llevar al menos un chaleco reflectante en el coche. En caso de accidente o avería, debes ponértelo antes de salir del vehículo.

Si te detiene la policía y no llevas la documentación requerida, te expones a una multa de 10 euros si puedes presentarla en un plazo de 10 días. Si no, la sanción podría ser hasta de 3.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir